Gracias Mourinho

Un día desde que te fuiste y ya te echamos de menos. Pocas personas han calado tanto en el madridismo, por mucho que algunos lo nieguen. Contigo se va una parte de nosotros. No puedo negar que en los últimos días se me ha escapado alguna lágrima al saber que no volverás a estar con nosotros. El vacío que siento ahora mismo no se puede explicar. Nunca leerás ésto, pero es lo mínimo que puedo hacer tras haberte partido la cara por defender a nuestro club. Sé que no lo has pasado bien en estas tres temporadas. Al principio llegaste siendo un ídolo para los que hoy te critican. Han cambiado mucho las cosas en estos tres años. No sé como, pero has conseguido despertar al madridismo. Bueno, si lo se, nos has enseñado que a veces, lo mejor que uno puede hacer es no ser un hipócrita. Te enfrentaste a la UEFA, solo y sin el apoyo de casi nadie. Supiste y demostraste que no hay nadie por encima del escudo. No es fácil manejar un vestuario con estrellitas de veinte años, pero le diste la vuelta a la situación, cambiando egos por ligas de cien puntos, cambiando las filtraciones por acabar con una hegemonía como la del barsa. Ahora te vas, no puedes soportar mas la presión a la que se le somete a tu familia. No puedes con un vestuario donde desgraciadamente los traidores están a la orden del día y se han impuesto. Nunca diste nada por perdido en tres temporadas. Tu voz fue nuestro sentimiento, hacía años que alguien no nos representaba tan bien. Como bien dices, en un mundo hipócrita, no serlo es un gran problema. Debido a ello, parte de la prensa se puso en tu contra. La misma prensa que cuando eliminaste al barsa con el Inter en el Camp Nou te alababa y pedía tu fichaje. Pues gracias a ti, se le acabó el juego a la prensa. Abrimos los ojos, despertamos de un sueño que parecía eterno. Sus ventas caían y lo siguen haciendo hoy en día, las comidas entre prensa y entrenador terminaron, los desquiciaste por completo y todo, por querer la independencia del club sobre la prensa.
A nivel deportivo, ganaste una Copa que no se ganaba desde hacía años. Superaste la maldita barrera de octavos de Copa de Europa, nos llevaste en volandas hacia lo mas alto, recuperamos la hegemonía perdida, tres semifinales en tres años, donde siempre tuvimos mala fortuna y caíamos. Pero nos volvíamos a levantar, para ganar una Liga que pasará a la historia por todos los récords que batiste. Los que tanto pedían cantera, la han tenido. Le has dado una oportunidad a muchísimos chavales de la Fábrica, varios con ficha en el primer equipo. Pero lo mas importante de todo, nos devolviste la ilusión perdida por la pésima gestión de los anteriores entrenadores. Volvíamos a creer después de años en un proyecto ganador. Nos enseñaste que señorío es morir en el campo, no tanta palabrería como predican algunos.
Has demostrado tener una profesionalidad jamás vista antes. Profesionalidad que falta en ese vestuario. Otro se habría marchado mucho antes. Tu no, tu luchaste por este equipo hasta el final. Cualquier persona sabe quiénes mandan en ese vestuario.Y tu te has enfrentado a los que mandan por el bien del club. Ahora es más difícil que un grupo funcione como grupo. Se han perdido los valores, la educación y la profesionalidad. Solo tu supiste mantener esas tres cosas.
Y ahora nuevamente te doy las gracias por aguantar lo inaguantable, por llevarnos a lo mas alto, estuvimos a nada de serlo todo. Gracias por la defensa a ultranza del Real Madrid, gracias por agradecer el apoyo al grupito de detrás de la portería, gracias por tu dedicación y entrega, gracias por defender nuestra identidad, gracias por demostrar que el club debe ser de nosotros y de nadie más, gracias por defender siempre a los tuyos a pesar de la traición de algunos, gracias por involucrarte tanto en este proyecto. Quizás el madridismo no te merece y lo mejor es que te marches a un lugar donde verdaderamente todo el mundo te quiera, es lo que tiene esta afición de subnormales que se autodenominan madridistas y no hacen otra cosa que criticar, pitar, etc. Quizás, solo quizás, lo mejor es lo que te marches. Porque los que siempre te hemos defendido ahora lloramos tu marcha. Y si pudiésemos cambiar algo para que te quedases, lo haríamos. Pero ya no hay marcha atrás. Nuestros caminos se separan. Siempre soñé con que te despedirías del fondo sur con la décima copa de Europa. Estoy seguro de que nos volveremos a encontrar y que ojalá sea en otras circunstancias, para que te dejen trabajar tranquilamente y dar mucho más de lo que nos has dado, que no ha sido poco. Llévate de aquí el recuerdo de los que siempre fuimos fieles a tus ideas, continuaremos tu lucha. El tiempo demostrará que tenías razón.
Simplemente, gracias José. ETERNAMENTE AGRADECIDOS.


No hay comentarios:

Publicar un comentario