¿En qué han convertido al Real Madrid?

O más bien, en qué han convertido el fútbol. Todos nos acordamos de cuál fue nuestro primer partido en el Santiago Bernabéu. Yo, como muchos, siendo unos auténticos niños y con una ilusión que pocas cosas conseguían igualar. Todos nos acordamos de cuál fue nuestro primer partido en el Fondo Sur, aquel fondo sur que veías por televisión siendo un niño cómo era partícipe de las grandes remontadas de nuestro equipo, como llevaba en volandas a la victoria. Una vez dentro, vista general al estadio, nervios, ganas de animar al Real hasta quedarte sin voz como muchísimas veces y con la satisfacción de haberlo dado todo por lo que más amabas. Una vez que pisas el fondo sur, ya no quieres volver a ver el fútbol en ningún otro lado.

Hace un año desde que se decidió la disolución de ese fondo sur de manera injusta. ¿Para qué han servido más de 30 años de animación al Real Madrid? Para que ahora campen a sus anchas esbirros del señor Florentino Pérez, una grada donde todo es artificial, desde sus "tifos" (Si es que se pueden llamar así..) hasta sus integrantes. Gente la cuál se aprovechó para entrar, para traicionar el famoso lema de las manos de la prensa fuera del Madrid para ya encargarse de meterlas ellos. Gente que cuando interesaba agradecía algunos apoyos a los integrantes de la antigua grada  y que cuando dejó de interesar pasaron a ser los malos de la película. Pero no nos vamos a detener en este tema, por todos es sabido como se ha movido esta gente, cuáles son sus armas y como saben utilizarlas.

Un ejemplo de la cultura de grada que se tiene en otros países lo encontramos recientemente. En Italia, para el partido SS Lazio - Juventus la directiva del club lazial decidió subir el precio de las entradas a 35 euros. Los aficionados de la afición local protestaron contra estos precios. ¡¡35euros un partido así!! Cuando eso aquí sería regalado, ya que para un equipo de nivel bajo te dejas mínimo 50 euros.

Un solo ejemplo de muchos que se dan en Europa. La cuestión es... ¿Por qué han convertido el fútbol en un negocio? A día de hoy pocos equipos se pueden aislar del llamado fútbol negocio, utilizar un deporte para convertirlo en una empresa, para ganar dinero a costa de cualquier tipo de traición a la tradición. Ya no se respetan los legados que dejó cierta gente al confiar en un proyecto cuyo único propósito era llevar a su equipo a lo mas alto con el apoyo de sus socios y afición. Ahora está mas de moda comprar por ejemplo las últimas camisetas del Madrid (Una rosa y otra con un dragón) que respetar más de 30 años de animación sin descanso en el fondo sur del Bernabéu. Mola más utilizar los mosaicos y tifos de dicho sector de animación para exhibirlos en actos públicos y luego rajar de ellos. Mola más cambiar el nombre de tu estadio con más de 60 años de historia a cambio de dinero del patrocinador. Mola más cambiar el escudo, cambiar el himno, precios desorbitados de las entradas destinado a que solo puedan ir al estadio turistas, y un largo etcétera. En fin...

¿Se puede salvar al fútbol? A los que de verdad nos gusta el fútbol y las tradiciones que rodean el propio club, vemos el futuro bastante negro. Como mayor ejemplo nos tenemos que ir hasta Manchester. Allí, en 2005, los Glazer, una familia estadounidense movida por el dinero decidió comprar el Manchester United. Un grupo de aficionados de dicho club decidió crear un nuevo equipo puesto que no estaban de acuerdo con que el club pasase a no estar dirigido por los propios aficionados:El FC United of Manchester. Intentaron parar la compra del club con manifestaciones y protestas, como ya hicieron en 1998, aunque ésta vez no lo consiguieron. ¿Que tienen ahora? Un club dirigido por los propios aficionados, subiendo cada vez más de rango por las diversas categorías inglesas, con las características típicas del club de Old Trafford, llenos de ilusión por ver como no se dejan corromper por dinero y rescatando el espíritu romántico del fútbol de antaño. Mientras, en el primer equipo de Manchester, se pueden ver a algunos aficionados asistiendo a los partidos con las bufandas clásicas de su club, verde y amarillo, intentando volver a creer que no está todo perdido protestando contra la actual directiva de los Glazer.

Y mientras en España nos encontramos con estadios vacíos, fútbol a horarios poco favorables para que se pueda asistir, represión contra gente que solo acude a animar, cada vez menos pasión. ¿Es el ejemplo del FC United el que hay que tomar para rescatar ese espíritu romántico del fútbol de antaño del que hablábamos antes? ¿Debemos alzarnos contra las medidas desproporcionadas que hay hoy en día? Lo que está claro es que siempre habrá un grupo, por más o menos numeroso que sea, que esté dispuesto a recuperar lo que nuestro club un día fue, implicando que seamos odiados y repugnados por muchos. Ésto solo lo puede entender quien lleve a un equipo realmente en el corazón. La mayoría de directivas de primer nivel no son del club, solo se mueven por dinero. ¿Por qué deberían seguir aquí?

                                                                                       Against modern football 1902

No hay comentarios:

Publicar un comentario